La grandeza de los simple.


Sin rebuscarse demasiado se puede jugar con los chicos y darles herramientas para que creen con lo que tienen, cosas nuevas. ¿Les gusta hacer collares, hebillas o prendedores? A resolverlo enrollando papeles, o como acá, con masa.


Pueden usar cualquier masa, desde porcelana fría a masa de sal, diseñar y pintar. ¡A llenarse de bijou creativa!