Sábado de asadito con amigos en este día divinoooo.

Para variar un poco la picada hice papas cuña. Mi secreto para que queden bien crocantes es remojarlas en agua fría unos 20 minutos antes de ponerlas al horno. Después las seco y froto con oliva, pimienta, pimentón picante y romero. ¡Espectaculares!