Receta fácil para no desperdiciar los tallos de brócoli



Perdonen la foto pero había que sacarla antes de que se enfríen, se los coman y se queme el resto de la comida. En casa se come muchoooo brócoli. Les encanta y es la mejor manera que encontré de lavar culpas con la vida saludable. El tema es que siempre me molestó el tema del desperdicio. El lunes estaba dispuesta a usar las hojas para una tarta y el señor verdulero me lo vendió rapado. Más allá de hacerme la justiciera y reclamarle al pobre hombre, decidí que no iba a perder la batalla: tenía dos troncos divinos para reutilizar. ¡Y encima me salió bien el experimento! Así que a pedido del público les paso la receta (hoy la volví a probar, no vaya a ser cosa que sea suerte de principiantes).

Primero lo pelé. Básicamente hay que cortar toda la corteza. No escatimen… total ya lo iban a tirar. Si queda algo duro no es rico. Doy fe.

Cortar en bastones y dorar en el horno o sarten.

Así solos quedan riquísimos, pero mucho mejor si los condimentas con un poco de especies (yo use pimentón, comino, ajo en polvo, sal, pimienta).

En la primer versión les puse limón. No sé por qué lo hice, pero no lo hagan.

Ahora quiero leer sus super inventos culinarios que salieron bien de la nada.

© 2020 by Blog Chic Kids. Proudly created with Wix.com

  • Negro del icono de YouTube
  • Icono negro LinkedIn
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon